La pandemia de COVID-19 ha puesto a las salas de cine de todo el país en riesgo de quedarse sin luz para siempre. Desde pequeñas pantallas independientes hasta expositores en todo el país, nuestros teatros locales emplean a más de 150,000 personas y han formado una piedra angular de la experiencia estadounidense durante generaciones. Sin una acción rápida del Congreso, nuestros teatros favoritos podrían cerrar para siempre, privando al público de la magia de las películas en los años venideros.

Más de 250,000 cartas enviadas al congreso, pero hay más por hacer.

Tome medidas ahora y firme la carta a saveyourcinema.com