Durante décadas, los científicos han sabido sobre la capacidad de desinfección de las longitudes de onda ultravioleta, específicamente los rayos UV germicidas (también conocidos como UV-C).

En los últimos años, los rayos UV germicidas ayudaron a detener la propagación de numerosos patógenos como la gripe y la superbacteria. ¿Puede el UV germicida combatir también el nuevo coronavirus (o COVID-19)?

La situación de COVID-19 está cambiando rápidamente y está causando que las prioridades cambien para muchos de nosotros. Proteger a los pacientes, clientes, trabajadores y nuestras familias es más importante que nunca. Desinfectar superficies de uso frecuente es extremadamente importante, y la luz ultravioleta es muy efectiva para inactivar patógenos como virus y bacterias.

Los productos UV germicidas promocionan tasas de eliminación de patógenos superiores a una tasa del 99,9%. Debido a su efectividad, son increíblemente útiles en este momento para hospitales, laboratorios médicos, centros de atención para personas mayores, estaciones de bomberos y policía, aeropuertos y estaciones de tránsito, pero también se pueden usar en escuelas, edificios gubernamentales, edificios de oficinas y hoteles.

Consulte nuestra presentación a continuación para obtener más información: