Ōma Cinema ha compartido los planes del arquitecto Pierre Chican para una “nueva era de salas de cine”, motivados por la necesidad del distanciamiento social. En lugar de filas de asientos que suben y retroceden, construirá cabinas circulares contra una pared plana.

Ōma dice que creará una “experiencia cinematográfica” que es “íntima, espectacular e inmersiva, donde cada asiento de la sala es el mejor asiento de la sala”. El teatro también está diseñado para “ofrecer a los espectadores una experiencia de audio y visual excepcional, proyectando una imagen sin distorsiones”. Además, los clientes podrán obtener acceso de servicio personalizado con cajas VIP-corporativas, servicio de mesa y acceso a un exclusivo salón y bar.

Aplaudimos la creatividad y el dinamismo de la industria del cine para innovar en tiempos difíciles.

Vea el artículo completo aquí.